lunes, 14 de mayo de 2012

Cincuenta

TendernessWoman y Activoman descansaban tomando el sol y batidos de crema de Orujo en un pekeño y apacible planeta al Oeste del Pecos. Un lugar realmente curioso.Sus habitantes no se ponian jamas enfermos, ni se morian. Lo tenian totalmente prohibido. No cobraban salario por un trabajo de 16 horas y vivian de alkiler en sus propias casas. Y ademas, tenian unos aeropuertos  maravillosos en los k nunca aterrizaban aviones, y unas enormes autopistas por las k no circulaba ningun coche. TendernessWoman y Activoman no se habian dado cuenta de nada pk en el hotel les colocaron unas bonitas gafas rosas k les hacian ver todo de ese color. Una mañana, Tendernesswoman se kito las gafas para rascarse la nariz y descubrio la triste situacion del planeta. Se indigno muchisimo y cuando leyo los titulares de un periodico ilegal, aun se indigno mas. El dueño de la churreria que era cuñado del yerno del Presidente del planeta, estaba en la ruina, pues con el calentamiento ese, siempre hacia un calor de puta madre y tenian un excedente de churros cojonudo. Y como akella cantidad de churros no habia manera de venderla por el calor, y por la falta de likidez de los indigenas del planeta, el estado iba a ingresarle directamente en su cuenta 7 mil millones de euros. Rapidamente se lo conto a Activoman, k se indigno a su vez. Y aunke movieron sus caderas y miraron y remiraron al jefe de la banda de estafadores k gobernaba el planeta... no hubo manera de restablecer los derechos y libertades arrebatados. Ya lo daban todo por perdido cuando Activoman recordo a una heroina de un libro k se leyo en el verano... La señorita y pirata Salander. Rapidamente, Tendernesswoman bamboleo sus caderas e introdujo suavemente a Activoman en la novela. Este pidio ayuda, a la nueva heroina, con una de esas miradas suyas k son imposibles de mantener. La señorita y pirata Salander simpatizo rapidamente con Activoman y con la causa de los indigenas y, con dos golpes de teclado, traspaso los 7 mil millones de euros de la cuenta del cuñado del yerno del Presidente a un bonito paraiso fiscal a nombre de todos y cada uno de los indigenas, para k pudieran comprar de nuevo sus casas y prestarle dinero (a un 34% de interes variable) al presidente, a su yerno y al cuñado del yerno. Tenderneswoman y Activoman sonrieron sarisfechos y los indigenas del pekeño y apacible planeta al oeste del Pecos  pusieron una calle con sus nombres, y a la señorita y pirata Salander, una plaza con una estatua k recuerda un poco a la Cibeles.
;-)

6 comentarios:

  1. Grandioso, a medida que leía pensaba qué grande eres tío, qué inteligente. De verdad que cada vez tengo más claro no hacer entrega del cómic yo jajajjajajaja que me das mil vueltas!!!

    ojalá fuera tan fácil usar sólo las caderas...

    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja. Tu k me kieres bien. Te toca, k lo sepas.
      ;-)

      Eliminar
  2. Comment je t'aime, mon cher!

    ResponderEliminar
  3. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacate@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar